miércoles, 23 de abril de 2014

150. PEÑA PUERTA, (10,5k 400+) Viguera. La Rioja



En la reciente excursión al barranco Badén (v MONTES 148) dejé de contar que al llegar a la línea cumbrera, la vista y..., la cámara de fotos, se me fueron hacia una lejana pared que se veía al otro lado del valle del Iregua (foto de presentación). Pasión por la montearquitectura. Desde que hace unos meses descubrí con google earth el rincón que formaba esta pared, ya tenía pensado hacer un pequeño paseo desde Viguera para echarle un vistazo, y más o menos eso es lo que hicimos este pasado lunes de Pascua (21 abr 2014) aunque... con un poco más de predisposición para la aventura. La meteo anunciaba tiempo inestable y parecía mejor plan que andar por las alturas.


Desde el mismo pueblo de Viguera, donde dejamos el coche ya se avistaba al fondo la pared buscada, así que tan sólo era cuestión de ponerse a andar por el fondo del barranco del arroyo Madre. Claro que, el paseo, por una pista asfaltada, se convirtió pronto en un verdadero suplicio. Pongo las fotos y dejo que hablen en el silencio de los tres kilómetros de recorrido:












Sí, ya sé que los otros blogs de montaña no traen estas cosas pero..., es lo que tiene la curiosidad por la arquitectura. Upps.

Todavía faltaba lo peor, o lo más fuerte (porque eso parece inevitable...,), y es la llegada a las canteras de yeso que hay en el kilómetro 3. Pongo ya el track para hacernos una idea del recorrido:


Dudamos allí de meternos por la parte baja de la cantera o ir por un sendero poco marcado y sin ninguna indicación que hay junto al arroyo, y tomamos esta segunda opción:



pero cuatrocientos metros más adelante, salimos a otra carretera que baja de una cantera a mano izquierda y a un camino de tierra que se dirige hacia la pared, que obviamente tomamos:


El camino llega hasta un pequeño corte de una antigua cantera cuyo fondo acababan de labrar.


Aunque no hay señalización alguna, a mano derecha y hacia atrás se encuentra sin mayor problema una senda que sale zigzageando y que pronto nos acerca a la roca. Emoción...


...emoción, porque es en esa senda cuando se descubre lo más bonito de la pared: la cascada que cae por  una pequeña hendidura que se ve allá arriba.


El sendero se va acercando a la roca hasta un punto muy cercano a la misma en que, delante de una maraña de árboles, hay una bifurcación. Pensando que el de la izquierda llevaría a la base de la cascada y no tendría continuidad, nos decimos que ya nos meteremos por allí al bajar, y que ahora mejor subir por lo que nos parecía que era el sendero apropiado, es decir, el de la derecha. Craso error.... Amplío un poco el track en esa zona y pongo un punto rojo en esa bifurcación y unas marcas amarillas por donde tendríamos que haber ido:


El sendero se aleja de la pared y va cogiendo altura pero... ay, cada vez se va haciendo más sucio hasta que se pierde...


Miro hacia arriba, subimos por el monte y empezamos a pincharnos con todo tipo de zarzas, ay ay


y queda mucho monte hasta lo que parece la línea cumbrera (!)


empezamos a jurar en hebreo...., sobre todo mi socia, que lleva muy mal lo pincharse y... romperse las mallas:


Echamos la vista hacia la pared, vemos un canchal de piedra un poco más limpio y mi socia dice: hacia allá; por aquella pedrera tiene que haber algún sendero:


 Llegamos hasta la pedrera, es muy pendiente y no hay sendero alguno. Seguimos hasta las hayas que están entre la pedrera y la pared y como había llovido los días anteriores, el terreno, igual de pendiente que en la pedrera, estaba muy resbaladizo; así que no nos queda otra que llegar hasta la misma roca donde al menos parece que hay un trocito de paso algo limpio:


Y por ahí subimos. Muy pendiente, pero echando la mano a la roca de vez en cuando no hay mayor problema:



Pero justo en ese momento empieza a llover, ahhhh, y los dos pensamos lo mismo: por aquí subimos, pero bajar con la roca mojada, imposible. Ya puede haber otro camino por arriba... (!?).


Y por suerte lo hay: un hermoso sendero tras una valla de alambre que cruzamos por un agujero, y que en dos pasos nos lleva hasta la "puerta" o collado lateral de la pared


Nos asomamos un poco a la parte de atrás de la misma para ver los corrales que hay junto a la boca de la cascada:


y como teníamos una buena sudada encima, no llevábamos almuerzo (apenas habíamos salido para dar un paseo...) y el astro iba a peor, nos dijimos que otro día nos solazaríamos por allí. Cogimos el supersendero del collado, que es bastante visible a media ladera, y hacia abajo:


El sendero se aleja y aleja de la roca por lo que nos quedamos sin meternos debajo de la cascada, pero por lo menos le hice una foto desde arriba:


Un poco más adelante me doy la vuelta para hacer otra foto de la pared entera con el hoyito de la pequeña cantera allí abajo, recién labrado



El sendero no nos lleva hacia allí ni mucho menos, sino que sigue y sigue hacia el Oeste hasta salir al camino de la cantera:


Si no conoces el recorrido, date por perdido porque no hay ni una señal, y mirad el punto donde desemboca, o sea, donde empieza y se debería coger en caso de subir:


De ahí para abajo el camino no tiene más misterios...:


Abrimos los paraguas y para no volver a pasar por el rosario de "instalaciones artísticas" de palés, somieres y uralitas, volvimos a Viguera por la carretera de las canteras. Hombre, verse se ven los engendros, pero un poco más lejos y desde arriba:


La pared de Peña Puerta es un lugar impresionante, pero con lo vivido y contado en este post, que cada uno saque sus conclusiones.

Desde luego, parte de culpa de nuestro extravío lo tengo yo por no haberme estudiado un poco más el lugar y haber planificado algo mejor la excursión, pero tener por ahí una Consejería de Medio Ambiente llena de funcionarios, expropiando viñas para hacer vías verdes (sí, como os lo cuento) o poniendo vallas de madera en senderos sin ningún peligro ahhhh; y al mismo tiempo, tener estar lugar extraordinario tan abandonado y falto de cuidado, es como para (otra vez, y con más razón) jurar y jurar en hebreo, en arameo y en todos los idiomas bíblicos. Porca provincia de m...

Por si os sirve de guía y advertencia para acercaros por allí con un poco más de sensatez que nosotros, os dejo aquí el track y los datos básicos:  10,4 kms de recorrido total y unos 400 m de desnivel (700 en Viguera y 1.100 en el collado) en 2 horas 50 minutos.